Alonso defiende al público de las malas artes de los fotógrafos

By , in España Fernando Alonso Noticias F1 on .

Fernando Alonso parece que busca los problemas, peor la realidad dista mucho de lo que parece. El asturiano, ante lo que pudo ser y al final no fue sobre el tema de los fotógrafos y su «facilidad» a la hora de permitir firmar autógrafos, se descolgó con las siguientes palabras: «Ayer salí a firmar autógrafos, como salgo siempre y como salen todos los pilotos, este año es obligatorio, lo hicimos en las cuatro primeras carreras y lo hicimos aquí también y por desgracia no pude ver a los aficionados. Ellos tampoco me pudieron ver a mi por la cantidad de fotógrafos que había con poca educación».

Siguió sus explicaciones diciendo que «después de hacer algunas fotos y toda la gente gritar ¡fuera, fuera, fuera..!, para poder despejar aquello y poder comenzar la firma de autógrafos, no se quitaron», ha explicado Fernando Alonso. «Intenté seguir firmando poco a poco, entre la avalancha, entre los objetivos, los codazos, para poder hacer feliz alguna gente que había venido aquí y llevaba esperando mucho tiempo, hasta que llegó un momento en que ya no podía caminar. Me acerqué a tres personas en silla de ruedas y en un momento que estaba firmando vi a uno de los fotógrafos subido en la silla de ruedas de un niño, subido en la rueda, para poder así tener mejor ángulo y desde arriba poder sacar mejores fotos».

«En ese momento paré la firma de autógrafos, le mandé bajar y que se apartara al menos diez metros, que no lo quería ver cerca de aquellos, y esa foto es la que normalmente se publica en todos los medios españoles y ninguno extranjero», añadió. «Si a lo que se viene aquí es para publicar y para intentar ponerme en contra de aficionados, de prensa, de enojado, de cabreado, de todo eso, no hace falta ser tan valiente a la hora de escribir por las noches delante del ordenador, hay que venir aquí y preguntar a ver lo que pasa y luego se comenta y se escribe lo que haya pasado»

.

La rajada alcanzó su punto más álgio con la siguiente frase, y que desde luego es comprensible según el punto de vista de quien redacta esta noticia: «Luego volví al box después de varios empujones, puñetazos a mi »manager», gafas rotas etc., siempre por parte de los fotógrafos, no por parte de los aficionados como se intentó vender hoy, y después de esperar tranquilamente veinte minutos en el »motor home» para que todos estos maleducados se fueran ya a casa volví a salir y ya estuve con los aficionados firmando sin ningún problema y disfrutando finalmente».

«Quería aclararlo, aunque me da igual lo que se escriba, gracias a Dios no vivo de lo que se escriba, me pagan por otro trabajo como es conducir el coche», señaló. Por último dijo sobre lo ocurrido que «es una pena que con los esfuerzos que se hacen para hacer feliz a la gente, las ganas que tenían de que saliera a firmar, se han estropeado ayer, y que hoy se venda de otra manera».

Duras palabras del bicampeón que sin duda no deja indiferente a nadie, y desde luego demuestra una vez más que cuando hay que llamar las cosas por su nombre no se corta ni un pelo.

Fuente: AS

Recommended articles