«Black Jack» Brabham

By , in destacado El Retrovisor Noticias F1 Otros Pilotos on .

 

Corría el año 1961 cuando el piloto australiano de la escudería Cooper, Sir Jack Brabham, decidía emprender la senda de los grades constructores para fabricar y pilotar sus propios monoplazas, pretendiendo cosechar para sí los laureles que en 1959 recibió como campeón mundial de fórmula uno con el  Cooper Coventry –Clímax de dos litros y medio, siendo esta el último monoplaza con motor delantero en ganar un entorchado.

 

Nacido el 2 de Abril de 1926 en la australiana localidad de Hurstville, “Black Jack” fue el primer piloto de carreras en ser nombrado caballero del imperio británico por su graciosa majestad Isabel II de Inglaterra allá por 1979, pero no es esa la historia que nos ocupa.

 

El perfume de la gasolina pronto hizo su efecto en el joven Jack. Con 20 primaveras empezó a fabricar motores con su amigo Ron Tauranac, en lo que sería el germen de la futura escudería Brabham. Campeón en 1959, lograba al siguiente año hacer doblete en las categorías de Fórmula 1 y Fórmula 2 con el equipo de John Cooper, pero no fue hasta el 5 de Agosto de 1962 en Nürburgring, cuando el primer monoplaza de la escudería inglesa, el Brabham BT 3 debutó para la categoría reina en el infierno verde, hacía suya la segunda plaza del podio italiano de Monza en su segunda carrera solo precedido por el BRM de Graham Hill, siendo el primer piloto en puntuar con un coche de su fabricación, pero no repetiría resultado hasta el gran premio de México del año siguiente.

 Sería en el francés circuito de Rouen el 28 de Junio de 1964 donde por primera vez conseguiría ceñirse en todo lo alto la corona de laurel, hito no superado hasta el momento en la categoría reina.

Con el cambio de normativa y la entrada de los motores de tres litros en 1966, el Brabham con motor Repco se impuso de manera consecutiva en los grandes premios de Francia, Gran Bretaña, Holanda y Alemania consiguiendo de esta manera su tercer y último campeonato de pilotos, conquistando la “Cup des Constructeus”  aquel y el siguiente año gracias a la gran fiabilidad del sus monoplazas, otra logro aún sin emular

En 1970  después de 14 victorias y 11 “poles” en 123 arriesgados grandes premios disputados, Sir Jack Brabham se retira de la competición dejando el equipo en manos de Tauranac, que dos años más tarde venderá a  un tal Berni Ecclestone que, no sin polémica, hizo a la escuadra campeona del mundo en  1981 y 1983 con Nelson Piquet a los mandos del Brabham con motor BMW, pero esa es también otra historia que algún día os contaremos.

La escudería inglesa desapareció como tal en 1992 después de cosechar 35 victorias y 39 “pole position” en 394 grandes premios disputados.

Grande entre los grandes, esta semana su familia ha sido noticia por ganar un pleito por los derechos de la marca Brabham, en lo que pudiera ser el retorno de la marca a la fórmula uno, aunque solo son rumores.

Sebas.

Fotos: autotrend.com, formulaf1.es, thef1.com, s3.amazonaws.com, cliffreuter.com, blogspot.com, auto123.com.

 

Recommended articles