COMISARIO FITTIPALDI

By , in El Retrovisor on .

En el Gran Premio que se disputará en el circuito canadiense de Gilles Villeneuve este fin de semana, uno de los grandes campeones de F1 regresa a las pistas ocupando el cargo de comisario, junto a los tres oficiales de la FIA. Seguro que en el trazado de Montreal no le va a faltar trabajo y más aún si se cumplen las predicciones de lluvia para la carrera.

Nacido un 12 de diciembre de 1946 en São Paulo, la trayectoria deportiva de este incomparable brasileño es amplia y diversa. Persona de  gran carisma encarna el espíritu de la competición de antaño, cuando aún pilotos y periodistas lo mismo departían amigablemente en los muros de los boxes, que en algún café o pub. cercano.

El periodista portugués Francisco Santos se refería al carisma de Enmo de esta manera.

Mas que los dos títulos mundiales de F1, el título de Indy y los éxitos en Indianápolis, Emerson siempre fue un hombre que supo transmitirnos a todos (periodistas, espectadores y aficionados) grandes emociones. Buenas vibraciones, de amistad, de lealtad. De todos los pilotos brasileños punteros, Emerson siempre tuvo (como Ayrton Senna) un carisma muy especial, que unía una mezcla de héroe nacional, persona sencilla y líder con grandes principios.


La pasión por los “carros” le viene desde la más tierna infancia. Su padre  Wilson Fittipaldi comentarista deportivo, conocido locutor de radio y promotor de la Mil Milha,  y su hermano Wilson Jr, al que hacía las veces de mecánico, le encendieron la llama de la competición automovilística a la vez que tejieron en su persona los mimbres de un futuro campeón dentro y fuera de las pistas.

Campeón de carts y formula V en Brasil, triunfador en su primer año de la F3 británica, ganador de 14 carreras, 35 podios y campeón del mundo de F1 en 1972 y 1974, doble campeón de las 500 millas de Indianápolis y  vencedor del campeonato Cart americano en 1989…

El palmares es amplio y variado, en próximos post de El retrovisor os ampliaremos la historia de este mítico piloto que ha transcendido profundamente en la historia de  nuestro deporte y, porqué no, en nuestro lenguaje.

Hasta pronto.

Sebas

Bibl: Francisco Santos Ed. Cúpula.

Fotos: 1bp.bolgspot.com, obvio.ind, marca.com, gasolinealleyantiques.com

Recommended articles