Fernando Alonso, la musa más deseada en la F1

By , in Fernando Alonso Noticias F1 Red Bull on . Tagged width: , , ,

 

Varios equipos que no pudieron contratar a Alonso esta temporada siguen interesados en el asturiano para 2009. La situación, cuando aún no ha acabado el mes de mayo, se precipita y es muy similar a la que se vivió a finales de octubre y noviembre de 2007, una vez que Fernando quedó libre de su vínculo con McLaren. También es similar porque el bicampeón mundial está valorando seriamente un cambio de aires una vez concluya la temporada.

Las dos opciones más serias de entre los pretendientes son BMW-Sauber, Toyota y Red Bull, por orden de importancia. Los movimientos están en el inicio, pero parecen indicar que el bicampeón mundial podría no cumplir la totalidad de su acuerdo con la Renault (hasta final de 2009) y que pretende tomar la mejor salida posible para no enfangarse en otro año sabático en lo que a resultados se refiere. En lo profesional se está esforzando como nunca con poca recompensa y menos reconocimiento, una situación incómoda que empieza a cansarle.

Alonso parece proclive al cambio. Quiere un gran proyecto, uno de los de gran presupuesto que pueda satisfacer sus aspiraciones, aunque no parta de una situación de dominio claro. Ferrari sigue en la recámara y es el gran deseo de Alonso, pero esa opción llegará por circunstancias que le son ajenas: continuidad de Raikkonen, rendimiento de Massa y, sobre todo, la consecución del título mundial.

BMW parece la mejor opción en lo deportivo. Su monoplaza está a las puertas del asalto a los dos grandes y con Fernando podría dar el paso definitivo. Sus dos pilotos acaban contrato este año, aunque ambos tienen la opción de ser renovados unilateralmente por la marca bávara. En el caso de Kubica, parece claro que así será, pero en el de Nick Heidfeld hay muchas dudas. Se rumorea que el piloto alemán está intentando contratar a su antiguo manager, pues el actual, Werner Heinz, no parece tener buenas relaciones con la escudería alemana. Heidfeld teme por su puesto, que podría ser ocupado por Fernando.

En cuanto a Toyota, sigue brindando a fondo perdido cada año 450 millones de euros y está empeñada en triunfar en la Fórmula 1 tras seis años de escaso fuste. Alonso sería un piloto para intentar poner todos esos medios en orden y conseguir convertirlo en un equipo de podios asiduos. El proyecto sería a medio plazo, pero con respaldo casi ilimitado.

Por último, en Red Bull siguen dando pequeños pasos con dos pilotos en la cuesta abajo, Webber y Coulthard, y ya estuvieron muy interesados en Alonso el pasado invierno. Entonces, Fernando exigía un año para no verse atrapado en una situación como la que ahora vive. Mateschitz, el dueño de la marca de refrescos energéticos, estaría dispuesto a contratar al asturiano por dos o tres años. La tradición dice que a finales de agosto se deciden los asientos importantes de la Fórmula 1 y Alonso no quiere perder el tiempo.