Givin the dog a bone

By , in Noticias F1 Reportajes on .

¡Está duro Ché!

Eso debió pensar nuestro amigo Lewis Hamilton en el duelo que mantuvo con Michel Schumacher  la pasada carrera en Monza. El bravo piloto inglés se desesperaba tras el Mercedes del germano,  que variaba mas de una vez la trayectoria cada vez que Lewis le metía el morro de su Mc Laren.

» alt=»» width=»530″ height=»298″ />

¡Hay amigo!, en esta ocasión te toco roer el hueso a ti, y Michael es eso y mucho más. El Karma amigo Lewis, al final tus actos te pasan factura. En uno de los intentos a la entrada del curvone, Michael le cerró la puerta y tocó la hierba perdiendo mucha velocidad, en esas pasaba por allí un caballero llamado Jenson Button, que aligeró de pegatinas las carrocerías del Mc Laren de su compañero primero y el Mercedes de Michael poco después.

Como siempre inteligente y oportunista, Jenson apuntaló con esta maniobra el dominio sobre su compañero para la carrera, marcando un ritmo muy sólido que le llevó en unas vueltas a la estela de un Fernando Alonso, que poco o nada pudo hacer con un Ferrari al que los compuestos medio y duro se le atragantan. A la salida del curvone Button tracciona mejor y Fernando se ve rebasado por el inglés que de haber salido mejor hubiera luchado de tú a tú con Vettel.

Entretenida carrera la del otro día en el templo de la velocidad. Magnifica salida de Fernando, del estilo al que nos tenía acostumbrados en su primera etapa con Renault. Salió pegadito al Mc Laren de Lewis cual sombra acechante, amagó con irse a la izquierda y le metió el Ferrari por el lado derecho apurando todo el ancho de la pista y llegando a rozar la hierba, en una preciosa imagen de los coches de Sebastian, Lewis y Fernando rodando en paralelo, para llegar a una apurada de frenada marca de la casa y en la que apunto estuvieron de colisionar Lewis y Sebastian. Gracias a eso y el tiempo que perdió Lewis en adelantar a Michael, se pudo asegurar un puesto en el cajón.

Tremenda tangana la que se formó en las últimas plazas. Liuzzi perdió el control de su monoplaza que ya venía descolocado de esquivar al Virgin de De Ambrosio, calado en la salida,  y, cual bola de billar, fue de carambola en carambola con un gran peligro. Rosberg y Petrov abandonaron, mientras Barrichelo se vio relegado a la última posición. Con la excepción del Red Bull de Vettel el ritmo de los Mc Laren era francamente el mejor, pero la velocidad punta de las flechas fue plata fue digna de su nombre y ayudó mucho a un Michael que amargó la carrera a Lewis Hamilton y pudo ser peor si Ross Brawn hubiera acertado con la estrategia del último stin.  Marcando la vuelta rápida en carrera, cuando Lewis quiso llegar a Fernando la bandera a cuadros ondeaba en la recta de Monza. Jaime se marcaba un carrerón espectacular en la sombra realizando multitud de adelantamientos y finalizando 7º,  la mejor clasificación de su carrera en F1 hasta la fecha. Bravísimo Jaime exprimiendo el limitado potencial del Toro Rosso.

Espectacular y entretenida carrera la que hemos vivido el pasado fin de semana en Monza, con un resultado curioso, los cinco primeros clasificados de la carrera son campeones del mundo, nunca antes se había dado esta circunstancia.

Bueno amigos la próxima en Singapur donde esperemos volver a disfrutar del gran circo de la fórmula uno.

Hasta pronto amigos.

Sebas.

Fotos: La voz de tenerife, bettor, auto motor und sport, reuters, f1 espanol, suite 101

 

Recommended articles