Hamilton no ganó en Spa, y McLaren debe rascarse el bolsillo

El Tribunal de Apelación de la FIA ha desestimado finalmente el recurso presentado por la escudería McLaren Mercedes contra la sanción de 25 segundos que los comisarios impusieron a Lewis Hamilton al final del GP Bélgica.

Mediante un comunicado, la FIA explica que el castigo de 25 segundos fue legítimo dado que los comisarios «impusieron un ‘drive-trough’ al final de la carrera», el cual, de acuerdo con el artículo 16.3 del reglamento, pasa a ser la sanción que recibió el actual líder del mundial.

El artículo 16.3 del reglamento deportivo de la FIA indica que los comisarios pueden imponer a cualquier piloto que se vea envuelto en un incidente cualquiera de los siguientes tres castigos:

a. Un ‘drive through’, con el cual el piloto deberá entrar en el pit-lane y regresar a carrera sin pasar.
b. Sanción de diez segundo, que obliga al piloto a entrar en el pit-lane y parar por al menos diez segundos antes de regresar a carrera.
c. Pérdida de diez posiciones en la parrilla del siguiente evento.

Sin embargo, si se imponen las dos primeras sanciones durante las últimas cinco vueltas o después del final de la carrera, el castigo será la adicción de 25 segundos al tiempo final del piloto.

Total, que las cosas siguen como están, y Felipe Massa así se convierte oficialmente en el ganador del GP Bélgica 2008, recortándole un punto a Lewis Hamilton en la tabla de pilotos. Esperemos que en Singapur no haya que intervenir sobre acciones que puedan ser polémicas en pista.

Además, el juicio no va a ser barato precisamente, ya que las correrías de Hamilton provoca que McLaren deba pagar a los abogados del caso un mínimo de medio millón de dólares, aunque la cifra podría llegar hasta el millón, según se publica hoy diferentes medios de comunicación.

La factura supone otro duro revés para el equipo británico a ojos de la prensa inglesa. «Se habría ahorrado mucho dinero y tiempo si el recurso se hubiera declarado inadmisible…hace una semana»,

publica el Daily Express.

The Independent denuncia que cerrar el caso de la apelación declarándola inadmisible es una evidencia de que la FIA ha optado por «la vía fácil» para eludir todas las dudas que está generando el máximo organismo internacional del automovilismo.

Recommended articles