Iceman Returns

La vuelta del finés a las pistas de fórmula uno ha sido como un soplo de aire fresco en el padock y una motivación extra para ver si Lotus (antes Renault) volvía con opciones claras de triunfo, tras la tristísima retirada de Robert Kúbica, el único que creíamos podría hacer verdaderamente competitivo el monoplaza de Enstone. Y es que Kimi ha vuelto con ilusión y ganas de romper pronósticos y llenar las columnas de los diarios deportivos. Personalmente creo que su periplo por los rallys ha hecho a Kimi más completo como piloto y como persona, no es que antes no lo fuera, ojo.

Motivación no creo que le falte, al contrario, volver y verse con un coche competitivo en lo alto de la tabla de tiempos…eso empuja y mucho.

El rendimiento de Lotus está siendo una de las sorpresas de pretemporada que deberá certificarse en Australia. Incluso después de los problemas con el anclaje de las suspensiones, que hicieron perder varios días de importante trabajo al equipo, el coche parece que es consistente en tandas largas, y rápidos en los stint cortos y con gomas blandas. Algo que de confirmarse en la primera carrera daría más emoción aún al mundial de este año.

Para mi no sería una sorpresa ver a Kimi en el podio, incluso en el escalón más alto de la carrera australiana. Hasta entonces las espadas seguirán en todo lo alto esperando a que los semáforos de Albert Park se apaguen y se desboque la caballería.

Hasta pronto amigos.

Sebas.

Fotos: La máxima blog, Gasari.com

Recommended articles