La suspensión Pull-Rod se pone de moda en 2012

Estaba previsto que la temporada 2012 diese un gran vuelco en cuanto al diseño de los coches, y así parece tras comprobar que casi todos los monoplazas que competirán este año usarán suspensiones pull-rod. Ferrari, acusada estos años de conservadurismo, ha dado un paso al frente, creando un F2012 más agresivo. y con la suspensión pull-rod en la parte delantera.

Si habrá pasado tiempo que en boca de Marc Gené, «este método se utilizó por última vez en el eje delantero en el Minardi de Fernando Alonso en 2001. Ferrari pasa del sistema push-rod al pull-rod (tirantes), un sistema que busca bajar el centro de gravedad y mejorar la entrada y conducción de aire de adelante hacia la zona trasera, para ganar agarre».

Gené detalla más cambios en el nuevo coche, resaltando que «junto al cambio en el morro delantero, la posición de los escapes y el mapa de la gestión electrónica del motor también son aspectos que se han optimizado. En la parte posterior se ha estrechado y bajado», afirmaba Gené en su columna.

Otro equipo que también se ha pasado al pull-rod es Sauber, pero en este caso han planteado el sistema en la parte trasera, haciendo que el brazo de la suspensión conecte el trapecio superior a las barras de torsión de la parte inferior del chasis. A pesar de que el C31 es su mayor parte una evolución de su predecesor, el equipo suizo admite que se pueden apreciar algunas partes revolucionarias en la parte trasera del monoplaza.

“El C31 es revolucionario en las partes donde teníamos ideas nuevas, especialmente en la parte trasera del coche, y es una evolución donde sabíamos que podíamos acabar de afinar algunas cosas”, dice el Jefe de Diseño Matt Morris. “Tuvimos que mejorar las debilidades que identificamos en el C30, pero al mismo tiempo queríamos mantener sus puntos fuertes.”

“El plan actual es poner en marcha una versión básica del coche, que ya se definió hace algún tiempo,” continúa Morris. “Posteriormente probaremos algunas partes desarrolladas en las semanas siguientes y por último una mejora final antes de la primera carrera del 18 de marzo en Australia. Por tanto el coche será significativamente distinto en Melbourne si lo comparamos con el coche inicial.”

Recommended articles