Lotus confía haber solucionado el problema de su monoplaza

Después de tener que retirarse de los test de la semana pasada, Lotus confía en volver a rodar sin problemas. El equipo tuvo que abandonar el segundo test de pretemporada tras completar solamente siete vueltas, con un problema de chasis ya corregido. Todo sucedió cuando Romain Grosjean sintió un problema con el coche nada más salir a pista.

«Llegaremos a Barcelona con un nuevo chasis, el E20-02», ha explicado el Director Técnico James Allison. «Completamos las vueltas de instalación en la mañana del martes y luego Romain salió de boxees para su primer stint del día. Tan pronto como tocó los frenos antes de la curva 1 en su primera vuelta lanzada, sintió que algo andaba mal … tuvimos un problema con el montaje de la parte superior de la horquilla trasera. «

Tras hablar con Grosjean y detectar el error en el primer chasis, Allison volvió a Inglaterra y comunicó la situación a la empresa: «Hablé con todo el personal de Enstone y les expliqué claramente lo que sucedió. Todo el mundo entendió que la situación era lamentable, pero que aun se podía solucionar. Hemos diseñado las piezas nuevas, las hemos fabricado y montado al chasis.»

Este retraso ha hecho ver a Allison que los días perdidos podrían tener un gran efecto en el rendimiento del equipo, aunque confía en poder recuperar buena parte del tiempo esta semana: «Por supuesto, faltan sólo cuatro días de test, eso no es suficiente». Necesitamos sumar muchos kilómetros en esta etapa del año, al igual que cualquier otro equipo. Dicho esto, hay razones para mantenerse optimista. En primer lugar, completamos muchas vueltas sin problemas en Jerez y logramos un buen entendimiento del coche. Además, algunos de los pequeños problemas que identificamos en Jerez tenían que arreglarse y las piezas no estaban disponibles la semana pasada. El jueves, el coche va a correr con todas las piezas necesarias rediseñadas. Estamos deseando estar de vuelta en la pista.»

Recommended articles