¡Quien dijo miedo!

By , in destacado El Retrovisor Noticias F1 on .

Después del susto en Spa y saliendo en décima posición con Senna, Di Resta, Kobayashi y compañía en las cercanías, la primera chicane de Monza se antojaba peliaguda, pero… ¡Quien dijo miedo!

 
 

Ahí estaba Fernando Alonso para recordarnos que el temple en las salidas que le dieron dos campeonatos mundiales no se evapora con la bruma, mientras un hilo de la misma separaba los monoplazas de Lewis Hamilton y Felipe Massa en la primera frenada y contando el secular apego que une esta pareja se temió el sobresalto, pero no fue el caso, Felipe se contuvo tras Lewis habiendo dado buena cuenta de un Jenson Button que nada pudo hacer ante la impecable salida del brasileño, lo intentó en la “Variante della Roggia” sin resultado pero dejando el sello “Jenson´s clean” en cada maniobra.

 Por detrás Fernando superaba no sin emoción al Force India de  Paul Di Resta y aprovechando la mejor velocidad punta del Ferrari en el último sector, se despachó al bravo piloto japonés de Sauber en la entrada de la parabólica y en la salida de la misma ya estaba a  rebufo de Kimi Raikkonen, al que adelantaría en la apurada de frenada de final de recta.

Electrizantes estas primeras vueltas con luchas en todas las posiciones Vettel con Michael, Senna con Rosberg, Sergio Pérez…hubiéramos necesitado varias pantallas para no perder detalle de tanta batalla y con la emoción a raudales el monoplaza rojo del asturiano se sitúa a la estela de Michael Schumacher y calca otro adelantamiento para superar a la flecha plateada del alemán, aquí la prima de riesgo es otra muy distinta y parecía que el de Mercedes devolvería la jugada pero solo pudo ver como Alonso despegaba en pos de Sebastian Vettel.

Aún siendo la mejor carrera de Felipe hasta la temporada los neumáticos del brasileño no soportaron el ritmo y se vio rebasado por Button. Y justo antes de la primera parada para cambiar neumáticos llegó el susto. El muro de Ferrari se quedaba en negro y daba al traste con toda la telemetría del equipo que corría en bloque hacia su box para subsanar el problema en ese momento tan crítico. Suerte que la radio no se les vino abajo y pudieron asistir a sus pilotos. Con Alonso y Vettel saliendo casi emparejados del “pit lane” y envueltos en un denso tráfico con Senna, Ricciardo y Massa nos tuvieron en un vilo durante unas de vueltas.

Después la polémica. A la entrada del “curvone” Sebastian toma el lado interior y el asturiano se desplaza a su izquierda para rebasar por el exterior de la amplísima curva cuando Vettel abre el viaje y no deja  espacio suficiente en pista para el Ferrari del asturiano que va dando saltos por la grava pero que finalmente Fernando se hace con el control del monoplaza y con el susto aún en el cuerpo sigue a la caza del alemán de Red Bull. Se vio claramente en las imágenes y en la vuelta 29 dio buena cuenta de él, aunque gracias a la desastrosa realización del evento apenas pudimos adivinarlo en directo.

Mientras, a la chita callando, Sergio Perez llevaba 30 vueltas haciendo el amor a los neumáticos de su Sauber cuando entró en segunda posición a sustituirlos por los del compuesto más blando en la que sería su única parada en el box suizo. A partir de este momento y hasta el término de la carrera se desató el ciclón mexicano en lo que Jenson aparcaba su Mc Laren en la recta trasera del trazado italiano. Mala suerte para el elegante piloto británico que ve como se reducen considerablemente sus opciones de cara al entorchado final.

No entendía el bueno de Sebastian el porqué  del paseo por la calle de boxes con el que fue sancionado. Quizá no le funcionaba aún la memoria al simpático alemán. En el mismo punto el año anterior la maniobra fue justamente al contrario. Fernando se abre a la salida de la curva, pero dejando el espacio justo para que el piloto de las bebidas energéticas rebasara con gran arrojo al ferrarista en un exterior antológico, pero por lo visto indigesta cuando te devuelven el mismo plato más frío. No fueron esos sus únicos males y a las pocas vueltas se veía obligado a detener el motor Renault de su monoplaza por lo que después se confirmaría como un problema de nuevo con el alternador lo que le  descuelga dos puestos en la clasificación.

El final fue sencillamente apasionante.  “Checo” Pérez venía como  un misil adelantando a todos los que fue capaz de alcanzar, Alonso incluido, en una  carrera imparable hacia el podio de un gran premio de Italia que de haber tenido alguna vuelta más a buen seguro hubiera puesto en aprietos a un Lewis Hamilton, que se alzaba con el triunfo en la pista italiana de Monza.

Para redondear la jugada los problemas de neumáticos de Marck Webber le llevaron a cometer un error a la salida de Ascari y suerte tuvo de no acabar contra en muro, pero la inesperada parada en boxes para cambiar las ruedas que en ese momento eran casi cuadradas le quitó cualquier posibilidad de puntuar y no perder comba en la lucha por el campeonato.

Felipe certificó su mejor carrera del campeonato con una cuarta plaza, seguido por un Kimi que no estuvo a gusto durante toda la carrera y los mercedes de Michael y Niko, muy deslucidos en general. Di Resta, Kamui Kobayashi y Bruno Senna cerraron en ese orden las posiciones de puntos.

Siete carreras quedan en un remate de campeonato que se presume  mano a mano entre Lewis y Fernando, con Kimi Raikkonen como convidado de piedra y a la expectativa de cómo evolucionarán las cosas en Singapur, hasta entonces amigos.

Un saludo y buena suerte.

Sebas.

Fotos: Fórmula1com, lainformacioncom,f1aldiacom,f1sintraccioncom,grandprixcom,f1wolfcom.

Recommended articles