Sauber niega haber frenado a Pérez en la pugna por la victoria

Se han vertido ríos de tinta sobre si Checo no ganó el GP de Malasia por órdenes expresas de su equipo. A esas acusaciones, Sauber ha negado tajantemente haber pedido al mexicano cautela tras una imposición de Ferrari, el proveedor de motores de la escudería suiza. Para los de Hinwil, el argumento que rompe cualquier otra cosa es que era vital sumar puntos y no exponerse a un posible accidente, pero eso sí, sin impedirle sumar 25 puntos en vez de 18.

Pérez acabó segundo a apenas 2,2 segundos por detrás del ganador de la prueba, Fernando Alonso. Sin embargo, cuando el mexicano se hallaba a menos de medio segundo del asturiano, un mensaje de su ingeniero de pista le pidió cautela, lo que pudo privarle de intentar el adelantamiento. «Checo, ten cuidado, ten cuidado. Necesitamos la posición».

Esas palabras han dado pie a la teoría conspiratoria de si Ferrari intervino en el devenir de la carrera al dar órdenes a Sauber de frenar a su piloto para impedir que un cliente ganase por delante del proveedor de motores. El jefe de equipo de Pérez, Peter Sauber, no ha tardado en desmentir tal especulación. «100% falso. Le dijimos (a Sergio) que fuera cauto ya que todos nuestros rivales, todos los equipos de la media tabla, estaban en los puntos. Necesitábamos el resultado (los puntos), no la posición. Ha habido un malentendido».

Recommended articles